"Añoramos en el alma la existencia del Gobierno Militar de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile, bajo la cual Dios, la familia y las tradiciones patrias yacían protegidas de todo mal, gracias a la "Dictablanda", que guiada verdaderamente por Dios, no daba paso a la revolución marxista y al libertinaje de la "pseudademocracia"... No descansaremos hasta que tu nombre y el de los tuyos reciban los honores que merecen... Porque somos herederos de un legado que juramos defender, por Dios y la Patria, morir con Gloria y Honor..."


Revista Fuerza Aérea de Chile N.132, julio - sept. 1974





VALPARAISO, 25 DE JUNIO DE 1988
UNA DE LAS TANTAS VECES QUE EL GRUPO DE AMIGOS DE
QUILPUE - VILLA ALEMANA FUE A APOYAR AL PRESIDENTE PINOCHET
La primera vez que yo lo ví, fue en el Hospital Militar de Santiago,
cuando estaba enfermo un primo que era cadete.
Al abrirse un ascensor, apareció el Presidente
siempre con su cariñosa sonrisa para saludarme con su mano.












No ha habido hombre en Chile, cuyo sonrisa haya inundado los corazones de todos aquellos que tuvimos la grandeza de conocerlo, saludarlo, abrazarlo, sentir su calor de buen cristiano... Los ataques en su contra, el odio, el rencor, la envidia,... no son más de aquellos que no tienen ni tendrán jamás la Gracia Divina de poder sentir "un verdadero calor humano"... Sus enemigos no son más que la putrefacción de esa cloaca que sembró el terror y la esclavitud mental en muchos pueblos... Son esa cloaca pestilente que hoy con otros nombres y apellidos siguen destruyendo nuestra Patria y que buscan aniquilar nuestras tradiciones patrias y a Dios en nuestras almas, en aras de este sucio Gobierno Mundial Judeo-Marxista-Masón.